domingo, 19 de octubre de 2003

Biografia del Joaquin Balaguer

Joaquín Antonio Balaguer Ricardo (nació el 1 de septiembre de 1906 Navarrete (hoy Villa Bisonó), Santiago y murió el 14 de julio de 2002 Santo Domingo).

Abogado, diplomático y escritor. Fue electo presidente de la República siete veces, superando en esto a Buenaventura Báez, que fue cinco veces elegido primer mandatario nacional.

Fue presidente de la República Dominicana en los períodos 1960-1962, 1966-1978, 1986-1996.Compartió el Premio Nacional de Literatura de 1990 con su rival político Juan Bosch.

Vida inicial

Hijo de Joaquín Balaguer Lespier, puertorriqueño y Carmen Celia Ricardo, dominicana, desde muy temprana edad se sintió atraído por la literatura y la política. A los 14 años componía versos que fueron publicados muy poco después.

Se inició en las luchas políticas a raíz de la ocupación militar estadounidense de 1916-1924. En ese momento, asumió una actitud contraria a la misma, contrastando con la sumisión que mostraría ya desde la jefatura del estado frente a las administraciones norteamericanas.

Mientras asistía a las clases en la universidad, comenzó a ganarse la vida en la profesión periodística, como corrector de pruebas y, desde 1924, como articulista en el diario La Información de Santiago de los Caballeros.

En 1927 estuvo en contacto con el prohombre de Puerto Rico, Pedro Albizu Campos, al éste llegar a Santiago junto a otros miembros del Movimiento independentista puertorriqueño. Igualmente, Balaguer trabó amistad con Rómulo Betancourt cuando el entonces estudiante venezolano estuvo en la República Dominicana por 1929, mientras escapaba de la persecución de la dictadura de Juan Vicente Gómez.

Impuesta a sangre y fuego la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo se inscribió en el Partido Dominicano (partido de Trujillo) y así pasó a formar parte del círculo de los colaboradores cercanos del dictador. Estudió Derecho en la Universidad de Santo Domingo y en la Sorbona de París.

De 1930 a 1961 siempre ocupó un puesto en la administración pública. Entró en la política como servidor de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, en la que ocupó cargos importantes: Subsecretario de Educación (1935), Subsecretario de la Presidencia (1936), Vicecanciller (1937), embajador en varios países hispanoamericanos y en la ONU (en los años [1940]), Ministro de Asuntos Exteriores (1954), de Educación (1955) y Vicepresidente de la República (1957).

Primera Presidencia de la República

En 1960, el dictador Rafael Trujillo ideó una maniobra política, e hizo renunciar a su hermano de la Presidencia de la República, buscando sortear las amenazas de sanciones por parte de la Organización de Estados Americanos, OEA, a solicitud del gobierno de Venezuela. Balaguer, quien era el vicepresidente, asumió la presidencia formal.

Estrechamente vigilado por el dictador, Balaguer trató de suavizar el régimen alegando luego, a su caída en forma inaudita, que del mismo "se sentía prisionero".

El posterior asesinato de Trujillo en 1961 dejó a Balaguer como único poder en el país, y enfrentado al difícil intento de desmantelar y de justificar la dictadura. Esto supuso un cambio en las formas políticas de dirección en el país, que Balaguer cambió en forma sagaz para justificarse y quedarse en el poder.

A la muerte de Trujillo su posición no era envidiable, era presionado por la derecha, por los militares, por la izquierda, por la oposición, era abucheado en las calles por la ciudadanía y llamado entre otras cosas muñequito de papel.

Balaguer quería dar muestras verdaderas de que su gobierno se democratizaba, por lo que viajó a Nueva York a pronunciar un discurso ante el foro de las Naciones Unidas el 2 de octubre de 1961:

La República Dominicana pertenece a las Naciones Unidas desde que esta organización nació en 1945, pero es ahora, despues de largos años de adhesión puramente teórica a los principios de la carta de San Francisco, cuando viene en realidad, a incorporarse a este foro universal con plena conciencia de sus obligaciones y de sus deberes; a este foro universal, del que sólo deberían formar parte los pueblos en que no son un mito los acuerdos internacionales ni una mentira los derechos humanos.

Tras la caída del hombre que personificó durante 30 años el estado Dominicano está naciendo un estado de derecho, el edificio de la dictadura se ha desplomado y sobre sus ruinas hemos empezado a edificar con paciencia y sin alardes demagógicos un régimen fundido en los viejos moldes que nos legaron los fundadores de la Republica y que en el fondo no difieren de ninguno de los moldes seculares que creo el genio de Bolívar, el de San Martín, O'Higgins, Morazán, Washington, Juárez y el de los otros grandes próceres de la independencia Americana.

Declaramos ante esta asamblea, que el nuevo gobierno Dominicano se somete desde este instante a la jurisdicción de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos y la de las Naciones Unidas, nuestra decisión irrestricta es hacer los mismos y los principios que ellos representan como guardianes de los foros inviolables del individuo y como garantía en América y el mundo, de las normas dignificantes de la personalidad humana, queda desde luego supeditadas a los hechos que hayan ocurridos o que puedan ocurrir en la República Dominicana con posterioridad al primero de julio de 1961, fecha a partir de la cual empezó a funcionar el estado de derecho de cuya solvencia moral y política nos hacemos responsables

Luego de la salida de la familia Trujillo y debido a la presión que ejercía la Unión Cívica nacional, creó el Consejo de Estado. Gobernó hasta el 16 de enero de 1962, cuando un golpe de Estado militar le obligó a abandonar la República Dominicana.

De febrero a septiembre de 1963 la presidencia fue ejercida por Juan Bosch, que fue derrocado por un golpe de estado y reemplazado por un Triunvirato y una Junta militar hasta 1965.

Durante ese tiempo, Balaguer vivió en Puerto Rico y luego en Estados Unidos, retornando a la República Dominicana cuatro años después, durante la guerra de abril de 1965.

La razón de su regreso fue el estado de salud de su madre. Tras el estallido de la Revolución de abril de 1965 y de la segunda intervención militar estadounidense, regresó en 1965 con un permiso de 72 horas para visitar a su madre enferma, No obstante, tan pronto pisó suelo patrio se negó a abandonarlo, esto le permitió participar en las elecciones generales de 1966, al frente del Partido Reformista, partido este fundado de forma oportunista por su amigo el Lic. Francisco Augusto Lora durante su exilio en Puerto Rico.

En las elecciones este partido resultó victorioso. estando el país todavía ocupado por los marines estadounidenses. Por otro lado, era evidente que Balaguer le inspiraba confianza al Gobierno de Estados Unidos para conducir los destinos nacionales.

Segunda Presidencia (Los Doce Años de Balaguer 1966-1978)

Primer Discurso junio de 1966
En junio de 1966, en el Congreso nacional, durante el periodo comprendido como los 12años, inicia con el siguiente discurso:

Hay ciertas cosas, que debo dejar terminantemente aclaradas desde el instante mismo que asumo mis deberes en la presidencia de la republica, una de ellas y no la menos importante es la de recordar que las huelgas están prohibidas, cuando durante el gobierno que hoy se inicia, se declare una huelga, los huelguistas quedarán automáticamente cesantes y serán sustituidos sin contemplaciones, todos los partidos tendrán derecho bajo el gobierno que hoy se inicia, a ejercer los derechos que les son privativos, pero cualquiera que intente obstruir el libre funcionamiento del gobierno constitucional, llevar la discordia dentro del seno de las Fuerzas Armadas, fomentar el odio entre las diferentes clases sociales y esparcir la división y la cizaña en el seno de la familia dominicana, nos encontrará de frente, dispuesto a encarar todos los peligros.

Yo no he venido aquí a ponerme el uniforme y las botas de Rafael Leonidas Trujillo, sino a hacer un intento, un nuevo intento, para lograr que esos símbolos de opresión desaparezcan de la vida de todo dominicano.

La Famosa frase de Winston Churchill, que no tenía nada que ofrecerles excepto sangre, sudor y lágrimas es la única que el gobierno que hoy se inicia podrá usar para dirigirse en los próximos 6 meses al pueblo dominicano.

Inicios

El 1 de junio de 1966, jura como presidente constitucional de la República Dominicana, en acto que contó con la presencia de numerosos invitados nacionales e internacionales, entre ellos el Vicepresidente de los Estados Unidos, "Hubert Humphrey". Durante su campaña electoral solía dirigir sus mensajes propagandísticos a la mujer dominicana y al campesinado, tratando de atar a su proyecto político personal las fracciones más conservadoras de estos sectores sociales.

Durante los tres primeros meses de instalado el gobierno, la Asociación Dominicana de Derechos Humanos, declaró que había recibido quejas. Con la anuencia de sectores del gobierno se inició en el país la "Operación Chapeo" con la finalidad de exterminar los remanentes izquierdistas sobrevivientes al conflicto de abril del 65.

Con la abstención electoral del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), debido a la represión política y a la participación de las Fuerzas Armadas en las actividades proselitistas, el doctor Balaguer fue reelegido en 1970 y 1974.

El 1 de enero de 1971 designó al general Enrique Pérez y Pérez en la jefatura de la Policía nacional. Varias semanas después hizo su aparición en las calles de Santo Domingo un grupo autodenominado Frente Democrático Anticomunista y Antiterrorista, mejor conocido como La Banda que se encargó de implantar el terror en las calles para servir sus propios intereses. Durante esa época fueron asesinados numerosos dirigentes de la izquierda dominicana.

Balaguer se consolidaba según algunos como representante de la derecha dominicana, iniciando un gobierno caracterizado por la influencia de Estados Unidos; un gobierno que contribuyó inestimablemente al estado de subdesarrollo y atraso de la República Dominicana.

Sin embargo, a través de la visión que lideraba, incentivó la producción industrial y priorizó la construcción de infraestructura vial, presas, carreteras, entre otros.

Para las elecciones de 1970 y de 1974, con su Partido Reformista volvió al poder hasta el 1978 cuando las circunstancias políticas mundiales habían cambiado. Para ese entonces, los EEUU tenían la llamada doctrina de los Derechos Humanos como herramienta política para el mundo y el hemisferio americano.

Unas de las Caracteristicas de los doce años de Balaguer

- En 1961 tuvo la tarea de iniciar en territorio dominicano el resteblecimiento de la libertad. Libertad que no representó a favor de las masas, sino bajo las condiciones dictadas por los intereses norteamericanos, a los cuales se subordinó incondicionalmente. Las represiones de su gobierno dejaron más de 3000 muertos, entre ellos estudiantes y parte de la intelectualidad Dominicana por mera oposición.

Denuncias de violaciones a los Derechos Humanos
El periódico El Nacional de 2002 señala:

1966, las muertes de Guillermo Peláez, Rolando de la Maza, Radhamés García, Vinicio Antonio Franco, el ex teniente Juan Rafael Bisonó Mera, Miguel Reyes Santini y Ramón Emilio Mejía -Pichirilo-.

Pichirlo había tenido una destacada participación en la guerra civil, donde gozaba de prestigio y popularidad entre los combatientes constitucionalistas, su muerte provoca una ola de protestas ante el nuevo gobierno.

1967, las muertes de Guido Gil Díaz, William Jiménez, Luis de Peña, Vidal Peguero, Orlando Mazara, Roberto Basilio Perdomo y Roberto Nivar.

1968, las muertes de Flavio Suero, Modesto Rodríguez, Héctor Santiago, Rafael Mota.
1969, las muertes de Henry Segarra Santos, Silvio Abud, Salomón Lama B., Rafael Vargas y el profesor Eladio Peña de la Rosa, entre otros.

En noviembre de 1969 un grupo de mujeres anunció la formación del Comité de madres, esposas y familiares de los muertos y desaparecidos, donde dieron a conocer un listado de muertos y desaparecidos, y revelaron que en los tres primeros años del gobierno, 366 personas fueron muertas o desaparecidas por causas políticas.

1970, los principales muertos fueron: Otto Morales y Amin Abel Hasbún, ambos dirigente del Movimiento Popular Dominicano (MPD).

1971, entre los revolucionarios asesinados o desaparecidos están Maximiliano Gómez Horacio (-El Moreno-), Homero Hernández y Rafael Guillén.

1972, entre los muertos figuran Sagrario Ercira Díaz Santiago, Amaury Germán Aristy, Bienvenido Leal Prandy (La Chuta), Virgilio Perdomo Pérez y Ulises Cerón Polanco.
1973, los muertos de mayor renombre fueron el coronel Francisco Caamaño Deñó y Gregorio García Castro (Goyito).

1974, la muerte de Florinda Soriano (Mamá Tingó).
1975, la muerte del periodista Orlando Martínez Howley.
1976, las muertes de José Vizcaíno y Luis Martínez, entre otros.
1977 y 1978 las muertes de Guillermo Rubirosa, Héctor García y otros.

Tercera Presidencia (Los Diez Años de Balaguer 1986-1996)
Para el 1984, el Partido Reformista se alía con el Partido Revolucionario Social Cristiano, formando así el actual Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

El Dr. Joaquín Balaguer regresó al poder en las elecciones de 1986, donde derrotó por escaso margen al candidato por el PRD, Jacobo Majluta. Gobernaría de nuevo por tres períodos consecutivos, los cuales se caracterizaron por su apego al desarrollo de infraestructura del país pero los que a la misma vez estuvieron plagados por sospechas de fraudes electorales.

Se inició un largo período de gobierno de 10 años, matizados por un cambio en la forma de manejar la Administración pública y de lo que algunos promulgan como reducción en la pobreza, aunque muchos otros los consideran como la reducción de la clase media. Estos resultados mixtos resultaron en una gran división de opiniones.

Muchos opinan que sus acciones motivaron a las fuerzas populares a promoverlo y mantenerlo en el poder, mientras que una gran parte del pueblo opina que sus hazañas políticas resultaron ser nada más que el eco del legado Trujillista de decepción y engaño al pueblo.

En este período, Joaquín Balaguer mantuvo una cierta política de populismo, en lo que se refiere a la entrega de canastas, dinero y otras "dádivas" al pueblo Dominicano con el propósito de gobernar a base de demagogia.

Esta actitud, tan diferente a la mostrada durante el régimen de los doce años, parece confirmar que la mano dura mostrada con anterioridad, se debía a la falta de conocimiento de una real democracia.

En 1990, con una abstención del 40%, Balaguer logra reelegirse con el 35.1% de los votos, contra el 33.9% del Partido de la Liberación Dominicana, y un PRD que mantenía una crisis interna.

Este proceso se caracterizó por la expresión de amplios sectores de la vida política y social, que criticaban la legitimidad de dichas elecciones, a lo que Balaguer respondió lanzando los militares a la calle y decretando un toque de queda.

Es bueno señalar que en ese momento existía una situación económica precaria caracterizada entre otras cosas por un proceso inflacionario del orden del 100 por ciento y escasez de bienes tan importantes como la gasolina.

Con igual capacidad de maniobra de elecciones, se impuso al PRD en las elecciones de 1994, esta vez al propio líder de la socialdemocracia latinoamericana y mundial, José Francisco Peña Gómez.

Balaguer obtuvo un 42.3%, contra un PRD que obtuvo el 41.6% de los votos, donde se asegura que ocurrieron alteraciones de actas y del padrón electoral en la misma Junta Central Electoral.

Como recogen algunos libros de historia dominicana, el fraude fue posible de identificar dado que los partidos políticos tenían previamente el padrón original, así como la exclusión de miles de personas de dichas elecciones, y la duplicación de votantes inscritos.

Con la participación abierta del gobierno de EEUU, a través de un Subsecretario para Asuntos Hemisféricos, su período fue recortado a dos años en lugar de cuatro como dice la Constitución. En este sentido, cumplió su palabra de poner su cargo a disposición de la administración americana.

El acuerdo político de los gobernantes, de sectores del poder fáctico que incluye a la Iglesia Católica, y de los dirigentes de los partidos políticos, dejaron establecida una reforma constitucional que se hizo el 14 de agosto de 1994, es decir, dos días antes de la entrega del mando para el reinicio del nuevo período constitucional.

Este acto de consenso jurídico fue preferido a la anulación total de las elecciones y fue conocido como "Pacto por la Democracia".

En 1996, en unas elecciones en doble vuelta, (una de las modificaciones constitucionales introducidas) Balaguer terminó el período de dos años acordados en el referido pacto, sustituyéndole en la Presidencia Leonel Fernández, discípulo de Juan Bosch y miembro del Partido de la Liberación Dominicana, quien logró hacerlo por la alianza entre Balaguer y el PLD.

En las elecciones presidenciales de 2000, Balaguer, a la edad de 94 años, postuló por novena y última vez a la Presidencia de la República Dominicana; pese a las enormes limitaciones físicas debidas a su avanzada edad (se encontraba prácticamente ciego) y al cúmulo de críticas s sus anteriores gobiernos, logró más del 20% de los votos, ubicándose en el tercer lugar.

Características del gobierno de Joaquin Balaquer

Su esquema es simple relativamente: Consistió en reducir todos los gastos corrientes, a través de una estricta política de austeridad, a fin de incrementar el ahorro centralizado del Estado para acumular fondos convertibles en capital fresco para la inversión pública.

Obviamente, esta inversión pública estaba fuertemente centralizada en su persona, que lo convertía en una figura necesaria por las obras de infraestructura que creaba.

Además, con ello creaba una casta de contratistas que eran capaces de dar la vida por él, aunque llegó a decir que "la corrupción era tan grande que sólo se detenía en la puerta de su despacho".

El último de sus grandes proyectos fue el Faro a Colón, un monumento faraónico a Cristóbal Colón en Santo Domingo de Guzmán que erigió en 1992 a pesar de las críticas y del alto costo para conmemorar la Celebración del V Centenario del Descubrimiento de América.

Políticos y observadores de la historia dominicana también critican el ambiente de represión política y censura que se dio cuando Balaguer ocupó el poder, sobre todo durante el gobierno de los doce años, y los vínculos estrechos que tuvo con el régimen trujillista de (Rafael Leónidas Trujillo) antes de convertirse en uno de los caudillos más significativos de República Dominicana.

Fue objeto de fascinación e incluso de inspiración literaria como es el caso del personaje de ficción de la novela «Los que falsificaron la firma de Dios» del escritor dominicano Viriato Sención. Asimismo aparece en «La fiesta del chivo» del peruano Mario Vargas Llosa.

Entre los lemas de campaña de su partido se encontraban, "Lo bueno no se cambia"(1974-1978) "Cuatro años más y después hablamos" (1990-1994) "Y vuelve y vuelve Balaguer"(1982-1986) "Y sigue y sigue Balaguer" (1994-1998), "Lo que diga Balaguer"(1994-1998) y " Adelante compatriotas, a paso de vencedores",entre otros.

Su legado en República Dominicana es contradictorio. Mantuvo una relativa estabilidad política y económica en el país por muchos años, centralizó todas las decisiones gubernamentales y lanzó programas masivos de construcción de carreteras, puentes, hidroeléctricas y monumentos, con la intención clara de que su impronta personal quedara marcada en piedra -aun y cuando las clases más pobres continuaran sumidas en la miseria.

Críticas

Teniendo el Dr. Balaguer un accionar político, a decir de muchos, censurable, constituyó un liderazgo ilustrado y despótico, sumado a su esquema de austeridad sobre la base de explotar a los sectores populares en beneficio de la acumulación de recursos en manos del Estado.

No pocos políticos hicieron fortuna o agrandaron enormemente la que ya poseían durante los gobiernos de Joaquín Balaguer. Aún así, el Congreso Nacional le declaró "Padre de la Democracia Dominicana".

Queda bajo su resposabilidad la muerte de más de 3,000 dominicanos que perdieron la vida entre 1966 y 1974 por razones de índole política, en su mayoría opositores a su régimen, ya que creó y estimuló un clima de irrespeto a los más elementales derechos del ser humano, amparando bajo el manto de la impunidad a conocidos criminales que actuaban en nombre de su gobierno.

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas.

Puedes añadirlas así o avisar al autor principal del artículo en su página de discusión pegando: {{subst:Aviso referenciasJoaquín Balaguer}}

Obra literaria

Para 1970 tenía publicados 24 libros, 7 de los cuales son de elogio y defensa a la Era de Trujillo. Los restantes, son de versos y de ensayos históricos y literarios. En el prólogo de uno de sus libros de versos, hizo una inusual confesión de sus sentimientos, al escribir:

Abro este paréntesis para llenarlo de odio y de gratitud. Odio a los que en plazas y corrillos me combatieron acerbadamente; odio a los poetas afeminados que envidian la virilidad de mi arte; tengo el orgullo de ser, en nuestro medio árido, como una planta rara que sólo necesita para vivir de la savia de su arte y del aire que respira en la atmósfera de sus sueños.

Yo aborrezco el ambiente en que me ha tocado nacer, pero aborrezco más a los intelectuales (con muy pocas excepciones) con quienes he tenido la mala suerte de codearme...” “Mi TEBAIDA LIRICA molestará a muchos (yo gozo molestando) y algunos borricos rebuznarán (yo gozo oyendo rebuznar)

Como literato tiene una extensa producción de versos de cuestionable valor literario, ya que reflejan un estilo decimonónico con intenciones y ciertos aires modernistas poco innovadores y de aporte a la construcción del verso, así como de novelas de alto contenido político más que literario.

Sus obras y sus ensayos históricos están llenos de datos y de anécdotas pero carecen de los rigores metodológicos de la ciencia histórica, sin análisis de aspectos cruzados entre las ciencias sociales. Por ser abundantes en datos de los cuales era un gran conocedor, más que historiador, a Joaquín Balaguer debiera considerársele un gran historiógrafo.

Sin embargo, una de sus obras menos conocidas y menos leídas por sus acólitos, Apuntes para una Histórica de la Prosódica de la Métrica Castellana (1954), es considerada por autores célebres como Tomás Navarro Tomás (discípulo de Ramón Menéndez Pidal), en su obra Métrica Española (1956), como un aporte "significativo y único en el estudio de la métrica castellana y el verso de arte mayor". Este estudio filológico, da a Balaguer un carácter trascendente y universal en las letras hispanoamericanas.


Nunca se sabrá la razón que pudo tener este caudillo intelectual para no reconocer nunca la existencia de sus hijos

Al recibir el premio Nóbel 2005, el escritor británico Harold Pinter inició su discurso diciendo: “No hay grandes diferencias entre realidad y ficción, ni entre lo verdadero y lo falso. Una cosa no es necesariamente cierta o falsa; puede ser al mismo tiempo verdad y mentira”.

Estas palabras caen como lluvia en tierra árida en cuanto a la persona, la vida, la conducta política y moral del doctor Joaquín Balaguer, un hombre que definitivamente hizo del enigma el soporte de su constitución síquica y de su propia vida e imagen pública.

En un diálogo público con Felipe González, expresidente del gobierno español, el novelista Mario Vargas Llosa dijo que Joaquín Balaguer es una de las personas más misteriosas y enigmáticas que ha conocido. El tema de la conversación era la novela “La fiesta del chivo”, de tema dominicano, escrita por el autor hispano peruano, y en la que Joaquín Balaguer interviene como un personaje importante.

Es difícil describir la figura de Joaquín Balaguer cuando dejamos a un lado el aspecto político , pues hablar del aspecto ético-moral resulta un tanto complejo, fue un hombre que amó profundamente a su familia, él mismo describe el enorme sufrimiento con la muerte de sus diferentes seres queridos (Su Padre, Su Madre, Sus Hermanas), recordemos incluso que cuando murió su hermana Carmen Celia, el Dr Balaguer permaneció por más de 20 horas ante su féretro sin ingerir agua ni alimentos, entonces nos preguntamos,

¿Qué razón pudo tener este caudillo intelectual para no reconocer nunca públicamente sus hijos?

esto será difícil saberlo pues su muerte se llevó la respuesta a la tumba y sus más cercanos parientes y asistentes se niegan a hablar mucho de ello, aunque por lo menos han admitido que Balaguer dejó varios hijos, lo más extraño es que no sólo no los reconoció sino que tampoco, salvo pocos casos, les interesó conocerlos, tratarlos ni ayudarlos económicamente, y mucho menos habló públicamente jamás de este tema, se dieron sin embargo uno que otro caso en que pareció intervenir a través de familiares quienes incluso llegaron a criar a escondidas a una hija en Puerto Rico, a pagarle los estudios y la manutencion a otra y al final de su vida uno de sus hijos silentes llego a ser nombrado Fiscal del Distrito, veamos lo que se sabe sobre los descendientes confirmados de Joaquín Balaguer

Hijos de Joaquín Balaguer

En ocasión de su muerte en 2002, surgieron a la palestra pública como descendientes suyos las siguientes personas:

Con La Señora Juana Cuascut

(1) Gloria Nilsa Balaguer Lespier (n.1945) Fue criada por las Tías del Dr Balaguer residentes en Puerto Rico, se supo que era traída clandestinamente al país y llevada a la casa de la Maximo Gómez del Dr Balaguer.

(2) Joaquín Jesús Balaguer Cuascut, Su nombre original era Jesús Pérez ya que fué reconocido por su padrastro, pero un tribunal de Miami le autorizó a usar el apellido de su padre y cambió su nombre y apellido ,y la primera (Gloria Nilsa) adquirió los apellidos de las tías del Dr. Balaguer, Isabel y Dolores Balaguer Lespier, quienes la criaron.

Con Carmen Mallén

(3) César Joaquín Mallén nacido en 1953,

Con Mercedes Castillo

(4) Alexis Joaquín Castillo, procreado en 1956, llegó a ser designado Fiscal del Distrito Nacional, fue uno de los pocos casos en que pareció interesarse por ayudar un hijo, sin embargo nunca lo reconoció como tal, esto se confirmó luego de su muerte.

Con Hilda Dolores Bisonó Mera

(5) Luis Gustavo Bisonó (oficial de la Policía de New York), nacido por el año de 1962 en New York y todavía vive en los Estados Unidos.

Con Aura Celeste Solís

(6) Mercedes Antonia Solís, nacida hacia 1966. Balaguer le costeó sus estudios en el Colegio Santa teresita (cerca del Palacio Nacional), muy a menudo la llevavan al palacio de Gobierno y jugaba en el Jardín, pero pocos supieron realmente de quién se trataba, también mas tarde a sus hijos (Los Nietos de Balaguer) , les fueron pagados sus estudios hasta la muerte del Ex-Presidente, Mercedes estudió Derecho y posteriormente realizó estudios de Post-Grado en España, costeado siempre por el Dr Balaguer.

Con Cuca Bastardo

(7 y 8 ) Antonio Bastardo y Nieves Bastardo.

Se sabe muy poco de estos hijos ocultos de Balaguer con Cuca Bastardo.

Como podemos ver, el Dr Joaquín Balaguer tuvo 8 hijos conocidos hasta ahora, rumores hablan de algunos más de los cuales se sabe muy poco, las razones que lo llevaron a ocultar la existencia de ellos nunca lo sabremos, pero de seguro que si existiera algún premio o reconocimiento a sus acciones, se ganaría el PREMIO NÓBEL A LA IRRESPONSABILIDAD PATERNAL.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada